Alibos

Composición y propiedades

El componente mayoritario de la castaña (Castanea sativa) son los hidratos de carbono (almidón, sacarosa y fibra soluble). Algunos estudios demuestran que las castañas gallegas, contienen un porcentaje más elevado de azúcar total, que las de otras zonas como las italianas.

Tiene un bajo contenido de proteínas, aunque de Valor Biológico más importante que el de otros vegetales, es decir, de mejor calidad. La cantidad de grasa presente en ellas también es muy baja, bastante similar a la de los cereales, y por tanto, muy inferior a la de los frutos secos.

La castaña también es una buena fuente de vitaminas C, E y B y minerales (K, P, Mg, Ca y Fe)

Su bajo contenido en gluten está despertando interés para su utilización en alimentos aptos para celíacos. También su elevada relación potasio/sodio lo convierten en un fruto muy útil en dietas con restricciones de sodio, por ejemplo, en hipertensos.

Las castañas son buenas, igualmente, para los pacientes que sufren de reumatismo por exceso de ácido úrico, o para los que consumen carne en abundancia, ya que, debido a la cantidad de sustancias alcalinizantes que poseen, neutralizan el exceso de ácidos en la sangre, que serán eliminados por la orina.

Se puede concluir, por tanto, que la castaña es un alimento muy nutritivo además de sabroso, que por sus propiedades beneficiosas, numerosas asociaciones de salud recomiendan incluir en nuestra dieta.

Calorías

(Kcal/Kj)

Hidratos de Carbono (g)

Proteínas (g)

Grasa (g)

Fibra (g)

Sodio (mg)

Potasio (mg)

153 / 648

28.5

4.6

2.3

2.8

10

500

Tabla de composición (por 100 g de porción comestible)